fichar con la huella dactilar gestor laboral

Como consecuencia del desarrollo de la Inteligencia Artificial se han producido cambios normativos que han hecho necesario plantearse límites en el tratamiento de datos biométricos, en cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

En este sentido, la Agencia Española de Protección de Datos, el 23 de noviembre, ha publicado una Guía que prohíbe el uso de los mismos para los controles de presencia.

De ahí que una plantilla biométrica con propósito de identificación o autenticación se considere como un dato personal per se y un identificador único de conformidad con lo dispuesto por parte del Grupo del Artículo 29 del Documento de trabajo sobre biometría WP80 de 1 de agosto de 2003.

Esta tipología de datos biométricos, como datos de categoría especial, son datos cuyo tratamientocomo regla generalse encuentra prohibido por el artículo 9.1. del RGPDprohibición que, hasta el momento, podía levantarse si concurría alguna de las circunstancias contempladas en el apartado 2 de este mismo artículocomo, por ejemploel consentimiento explícito del interesado o el cumplimiento de una obligación legal y el ejercicio de derechos específicos en el ámbito del Derecho laboral y de la seguridad y protección social, en la medida que así lo autorizase una norma europea, nacional o un convenio colectivo.

Sin embargo y, en relación con lo anterior, a consecuencia de esta Guía, ahora el consentimiento no constituye una base de legitimación válida para este tipo de tratamientos de control de presencia pues se presupone, una relación de desequilibrio de poder entre el empleador y el empleado que hace que dicho consentimiento no se preste libremente por el interesado.

 De esto se infiere que, si la alternativa ofrecida es menos intrusiva para la privacidad de las personas, el tratamiento de los datos biométricos no es indispensable para la finalidad que se requiere.

Por tanto y, adicionando a esta proposición el principio de minimización de los datos personales establecido en el artículo 5.1.c) del RGPD el considerando 39 del RGPD que dictamina que, sólo deberán tratarse los datos personales si la finalidad no pudiera lograrse razonablemente por otros medios, en el sentido que el control de presencia podría lograrse con otro tipo de medidas equivalentes menos invasivas (como tarjetas, códigos o sistemas contact-less, entre otros), se concluye que el tratamiento biométrico no es ni esencial ni necesario.

 Igualmente, el cumplimiento de una obligación legal (en concreto la alegación  del artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores y el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores para el control de acceso y el registro de la jornada respectivamente) solo servirá y será válido cuando exista una norma de rango legal que así lo permita y, además, se cumplan los principios de necesidad e idoneidad. Es decir, en esta Guía, la AEPD condiciona el tratamiento de los datos biométricos para el control de presencia a una norma con rango de ley que, en la actualidad, es inexistente en nuestro derecho nacional.

Además, en colación a todo lo anterior, la AEPD abre la veda a posibles sanciones a las entidades que no cumplan con los términos señalados, sanciones que, incluso, podrían llegar a dar lugar a indemnizaciones por daños y perjuicios en la vía laboral por un uso ilegítimo de datos biométricos. De hecho, la AEPD ha impuesto varias sanciones (todas alrededor de los 30.000 euros) por no llevar a cabo este control objetivo en el sistema de registro.

En conclusión, desde Fuster Güell recomendamos que, a raíz de este nuevo criterio, las empresas que hayan implementado el sistema biométrico para supervisar la presencia de los empleados, fundamentándolo en el cumplimiento de una obligación legal (art. 9.2.b) RGPD), FINALICEN DICHO TRATAMIENTO (huella o reconocimiento facial, entre otros) DE MANERA URGENTE Y EMPLEEN UN SISTEMA ALTERNATIVO PARA LA SUPERVISIÓN DE LA PRESENCIA DE LOS EMPLEADOS (sistemas digitales en escritorio, aplicación, maquinas o códigos, email, registros electrónicos, etc).

Abogados y economistas de Barcelona a su disposición a través del formulario de contacto o el teléfono [+34 93 860 02 69] para solucionar todas sus dudas sobre el control de acceso con datos biométricos.

logo-footer

Sigamos conectados:      

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies